• Síguenos en:
SOLICITUD NUEVO INGRESO

Nuevo servicio en línea, gracias al cual podría llenar la solicitud de ingreso de sus hijos al colegio.

Promoción 2012-2013
10 de Julio 2012
Contacto con mi ritmo

Salón de la Juventud del Colegio Dominicano De La Salle; miércoles 25 de abril; el reloj marcaba casi las 9am y junto a mi grupo de cuarto año

(algunos desconcertados, otros con conocimiento del tema) destinaríamos los siguientes minutos a escuchar, o más bien, tratar de aprehender una parte de nuestra realidad poco conocida por nosotros o ignorada.

Entrábamos al salón y el ambiente destilaba un flujo contagioso, presagio de todo lo positivo que nos llevaríamos, tal cual si todos estuviéramos afinados de tal manera que la enseñanza sirviera de acorde armónico clave para aquella melodía de la vida.

Dos folkloristas (José Duluc y Mario Rosario) cautivaban a toda una audiencia de jóvenes narrándoles los orígenes o cimientos de su identidad musical. La sorpresa era un factor presente que circulaba en dos vías: estaba la de nosotros (los jóvenes), que escuchábamos a los expositores, y la de los expositores al descubrir nuestro entusiasmo por el tema.

Aunque, siendo sinceros, la obviedad se manifestó al declarar que el encuentro entre dos razas y la presencia de mano de obra esclava africana fue parte esencial para la formación de la identidad cultural, desconocíamos que las creencias religiosas aportaron en la estructuración de nuestra música. Como ejemplo de esto tenemos la Salve Regina, que es un ritmo religioso dominicano de indiscutible raíz española, pero muy influenciado por la cultura africana, tocada con instrumentos tales como tambores, güira, pandero, entre otros, y que es parte importante de nuestra cultura musical.

Y así como este ejemplo, tenemos muchos más. Aunque hoy día sea difícil recordar – debido a lo peculiar y carismático del merengue- antes de la llegada del merengue las personas se agarraban de las manos para bailar danzas de procedencia europea, como la polka, influencia que se siente en nuestro “Carabiné”. De hecho, incluso estando ya presente en nuestra cultura, el merengue (en sus humildes inicios, cuando todavía no tenía la envergadura de hoy día) era considerado tosco y de clase baja. De ahí que Trujillo lo impusiera con ímpetu, hasta imponer su huella en nuestra identidad. Les confies no hay nada tan malo que no deje algo bueno. Aunque suene descabellado.

Así como también suene descabellado que en nuestro país tengamos más de treinta ritmos distintos, con distintos tipos de baile cada uno, y que ignoremos esa realidad. Mientras, les doy gracias a esos folkloristas por su inmenso aporte a nuestra promoción. Quizás hay que hacer como ellos: irse al campo, a nuestras entrañas, para aprender de nuestra cultura, y si tenemos mucha suerte, ver llover café. Eric Ramírez. 4to de Bachillerato. Colegio Dominicano De La Salle. Ensayo escrito para la clase de Práctica de Español.

Guía de Navegación

Conoce la estructura de contenidos de nuestro portal. Fácil y didáctico, para que lo aproveches al máximo.

Comunícate con nosotros

Queremos escucharte. Tu opinión es importantísima para nosotros. Cualquier recomendación, utiliza este medio con confianza.



Agiliza tus Pagos

Descarga el siguiente formulario si deseas automatizar el pago de tu colegiatura. Fácil, rápido, pero sobre todo, seguro.